El cornetista que se escuchaba a 15 kilómetros, fundó el jazz y terminó en un manicomio  

Por Daniel Mecca (@danielmecca)

Los testimonios orientan la leyenda: se cree que Charles “Buddy” Bolden nació en 1877 y fue barbero. Pero hay una certeza: con su corneta fue uno de los fundadores del jazz de todos los tiempos.

​“Fue el primero que tocó jazz en Nueva Orleans y su orquesta enloqueció a la ciudad”, relató el cornetista Bunk Johnson. Y también: “Tenía piel oscura, era grande, delgado, un destrozador de corazones”. Cuentan que cuando Bolden estaba por tocar en el parque decía “llamemos a la gente”, soplaba su corneta por la ventana y todo el mundo venía corriendo.

El guitarrista Danny Barker lo dimensionó: “Algunas noches se oía su trompeta en diez millas a la redonda”. Armstrong agregó: “La gente creía que estaba chiflado al verle sacudirse tanto con su trompeta. La realidad era que lo estaba y lo encerraron en un asilo. Era un genio, único en su género”.

Hacia 1906 Bolden era el músico negro más popular de Nueva Orleans. Las mujeres lo perseguían por la calle. Los niños se reunían frente a su casa  para oírlo practicar y lo llamaban “King Bolden”. Bebía mucho, tenía dolores de cabeza y empezaba a hablar solo. Terminó su vida en 1931 en el manicomio de Jackson, Misisipi. Nunca más volvería a tocar su corneta en público.

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Mirá también:

Rankings de libros:

Últimas novedades editoriales:

Anterior
Siguiente